Vestidos de Cóctel



Vestidos de cóctel cortos

¿Es la primera vez que te invitan a un cóctel y no sabes qué usar? Los cócteles no son como cualquier fiesta y no son eventos muy frecuentes. Por eso, encontrar el atuendo para estas ocasiones es difícil. ¿Qué se estila en estos eventos? Los vestidos de cóctel cortos, y las opciones dentro de este tipo de atuendos son variadísimas.

Puedes encontrar vestidos de cóctel cortos para todo tipo de cuerpos, personalidad y gustos. Es cuestión de estar informado acerca de las nuevas tendencias, de qué te queda bien según tu figura y de cómo resaltar tus cualidades y personalidad, y así, podrás elegir entre esa gran variedad el vestido perfecto para ti.

Cuando recorras las vidrieras verás que las opciones son múltiples. Pero no te confundas. Existen muchos vestidos cortos que no están hechos para este tipo de acontecimientos. Es decir, lo primero que tienes que saber es que los vestidos cortos se estilan mucho para distintas ocasiones. Hay vestidos cortos para usar durante el día, y estos también se dividen en distintos tipos. Dentro de los vestidos para el día tienes atuendos para trabajar, que se caracterizan por ser bastante serios en sus colores y diseño. Por ejemplo, estas prendas suelen ser bien cerrados en la zona del escote y, por lo general, tienen mangas o cubren los hombros. Además, evitan el uso de pedrería o bordados o adornos especiales que caracterizan a los vestidos de noche, como moños. Otro tipo de vestido de día es el que está diseñado para usar durante una tarde de picnic o té con amigas. Éstos son atuendos más casuales, con colores más vivaces como el amarillo y el blanco, y son más simples en diseño. Tampoco encontrarás lentejuelas o pedrería en estos atuendos.

Los vestidos de cóctel cortos están diseñados para este tipo de eventos en particular, que por lo general tienen lugar en las últimas horas de la tarde y se extienden hasta la noche. Su diseño es mucho más glamoroso que el de los vestidos de día, pero no son tan extravagantes como los vestidos de fiestas. Se caracterizan por tener detalles en pedrería o bordados, por estar hechos con telas de las más refinadas y por gozar de diseños increíbles. No todos necesariamente tienen lentejuelas, pedrería u otros ornamentos, ya que existen vestidos con diseños minimalistas, pero aún así se destacan por sus telas y formas.

La mayoría de las mujeres tenemos lago que queremos ocultar o disimular de nuestro cuerpo, y muchas sentimos que los vestidos cortos no son favorables para todos los cuerpos. Lo cierto es que los vestidos cortos nos pueden quedar bien a todas. De hecho, es con ellos que la mujer luce más su feminidad. Sólo hay que saber elegir el atuendo adecuado.

A las mujeres gorditas en particular nos favorecen mucho las polleras que llegan a la rodilla, porque al quedar la parte más fina de nuestras piernas expuestas se produce un efecto visual de afinamiento. Si tenemos las piernas un poco anchas, lo mejor no es ocultarlas, sino ponernos tacos bien altos y finos (los tacos anchos generarán un efecto de anchura y tosco) que afinen nuestras piernas. Las mujeres que tienen las pantorrillas muy finitas deben optar por tacos menos altos porque el taco alto afina. Tampoco se deben usar tacos anchos. Los tacos anchos son más recomendados para las botas, ¡que no se usan con vestidos de cóctel cortos!

Las mujeres que tienen las rodillas anchas pueden optar por vestidos de cóctel cortos que cubran las rodillas. Si no tienes esas características, entonces puedes mostrar también un poco las rodillas. Si tienes las piernas bien estilizadas, entonces aprovecha eso y busca atuendos bien cortos que muestren tus piernas, pero asegúrate de que no sea demasiado corto para no verte vulgar.

Las opciones en vestidos de cóctel cortos, como ya dijimos, son múltiples. Por lo tanto, no debes conformarte con lo primero que veas en una tienda de ropa. El secreto está en buscar el vestido perfecto para tu cuerpo. Si no lo encuentras en los comercios de tu zona, entonces puedes siempre buscar por Internet y realizar tu compra online. Asegúrate de dejar en claro cuáles son tus medidas para que después, cuando te lo pruebes, no te quede mal, y siempre recuerda tener en cuenta las características que favorecerán tu figura.