Vestidos de Cóctel



Vestidos de cóctel blancos, negros y de colores.

El color de tu vestido de cóctel es algo muy importante cuando vamos a comprar uno. El color denota tu personalidad y, además, está relacionado con la temporada en la que se llevará a cabo el evento en el que lo vestirás. También el color de tu prenda producirá un efecto visual específico, que puede favorecerte o no. La variedad es infinita (puedes encontrar vestidos de cóctel blancos, negros y de todos los colores) es por esto que debes saber bien qué color de vestido es el adecuado para ti.

Los colores tienen sus significados, pero esto tiene que ver con la interpretación cultural que tenemos de ellos. Es decir, según nuestra cultura, solemos darles nosotros mismos una connotación a cada color. Por ejemplo, al rojo, en las culturas occidentales, lo relacionamos con la pasión, al negro, con la tristeza, etc. Esta psicología del color tiene gran importancia al momento de elegir un vestido porque con el color diremos algo de nosotras mismas. Es por eso que si te interesan los vestidos de cóctel blancos, por ejemplo, sólo porque el color te parece bonito, es importante que sepas si ese color representará tu personalidad.

Pero los colores no sólo tienen connotaciones positivas o negativas, sino que también producen ciertos efectos visuales. Por ejemplo, desde el punto de vista psicológico, el verde representa la naturaleza, pero desde el punto de vista de efecto visual, si es claro, puede ser armonioso y relajante. Estos factores determinarán el color de la prenda que elegirás. Es bueno que seas conciente desde ya estas diferencias para no elegir un vestido que no es apropiado ya que emite el mensaje erróneo.

Por ejemplo, según la psicología del color, el amarillo significa energía, alegría; se lo relaciona con la luz y con sentimientos positivos. Si tu personalidad es audaz, positiva y vivaz, entonces un vestido de cóctel amarillo iría perfectamente con tu forma de ser, y resaltaría esos atributos. Ahora, si eres así, pero vistes un vestido negro, o de algún color que no represente tu personalidad, entonces te verás como otra persona. Esto no significa que una persona con tu personalidad no pueda vestir negro, sin embargo, si lo haces, debes cuidar los detalles y accesorios que acompañarán a tu atuendo, ya que, si tu vestido no lo hace, entonces son ellos quienes representarán tu personalidad (por ejemplo, poniéndote joyas doradas o un cinturón amarillo que rompa con el negro).

El blanco es un color que expresa por un lado pureza e inocencia y, por el otro, limpieza, salud. Sin embargo, desde el punto de vista del diseño, este color, o no color, tiene ciertos efectos visuales. El caso de la moda, el color blanco suele producir un efecto de agrandamiento. Es por eso que las mujeres más flaquitas, al buscar un vestido de cóctel, optan por vestidos de cóctel blancos. Pero el blanco también es un color muy elegante. Como dijimos antes, en el mundo del diseño y la moda, el blanco se usa con distintos fines. Uno es la elegancia. El blanco y el negro son colores clásicos, y es por eso que siempre quedan elegantes. El otro, es el minimalismo. El blanco más que un color, es una ausencia de color, y es por esto, por ser más simple aún que el color, que los diseñadores minimalistas optan por él para sus diseños. Por lo tanto, si te gusta la moda minimalista y esto forma parte de tu personalidad, también puedes buscar por vestidos de cóctel blancos que también tengan un pequeño detalle en color, por ejemplo naranja, que corte de una manera muy sutil, con ese blanco predominante.

El negro y los colores oscuros tienden a producir un efecto visual de achicamiento. Es por esto que si eres un poco gordita, te conviene optar por los colores oscuros. Este efecto es el resultado de que un vestido con una tela oscura oculta las sobras. Si optamos por vestidos de cóctel blancos, por ejemplo, o de colores muy claros, es muy probable que se vean las sombras, y se remarquen esas pequeñas imperfecciones que queremos ocultar. Esto no significa que tengas que usar color negro si eres rellenita. Siempre puedes optar por distintos colores, pero tienes que tratar de evitar los colores muy claros.